22 de mayo de 2016

Lo invito a acompañarme

Transformación Digital, Innovación y Gestión

Hace algo más de siete años me inicié en esto de los blogs, mi motivación inicial fue absolutamente personal y nunca me imagine que lo que ahí escribía podría ser leído por alguien diferente a mi circulo social más cercano, sin embargo, no fue así y tuve inclusive la oportunidad de conocer personas maravillosas a partir del ejercicio de desahogarme por escrito.

Lo que ha pasado en estos años en términos personales y profesionales, creo que ha sido bien particular, tengo una hija que pronto cumplirá ocho años, los cumplirá un mes antes de que el blog lo haga son casi hermanos gemelos. Cuando inicié a escribir llevaba casi dos años siendo un emprendedor y soñaba con ser rico y poderoso, finalmente a mediados del año tres ya no tenía nada en ninguna parte, ese no fue mi primer intento de independencia y tampoco el último.

Mi vida personal y profesional podría representarse gráficamente como un flujo de caja, he tenido éxitos y fracasos, de los cuales he aprendido y mucho. He conocido gente, he tenido que afrentar grandes retos y me he preparado académicamente, en este momento podría decir que el flujo de caja es positivo. En este camino he podido identificar habilidades, competencias pero sobre todo una forma particular de entender la gerencia, la innovación y la transformación digital pero de ningún modo me estoy refiriendo al discurso repetitivo sobre estos temas que nos llevan a leer sobre cientos de conceptos que no aterrizan en ningún punto. Me refiero, es la "criollización" -si me permiten la expresión- de tanta teoría  con  el único propósito de poder configurar operaciones cada vez más eficientes y con empleados más motivados. Trabajar bajo presión y en entornos altamente competitivos no puede ser sinónimo de mal clima laboral, lo digo desde la experiencia de llevar más de quince años trabajando en el sector de las telecomunicaciones, hoy son convergentes, pero mis inicios fueron en la telefónica móvil celular cuando la tecnología era TDMA y existían paradigmas como que en LATAM era imposible desarrollar el negocio prepagado por los altos costos de los terminales (celulares) y del servicio.

Como lo sabemos hoy la realidad es otra y así como hace veinte años los terminales eran grandes, costosos y solo servían para hablar, como se entendía la función principal de un teléfono, hoy nos enfrentamos a retos igualmente disruptivos, quién sabe cuántos paradigmas tuvimos que romper para estar donde hoy estamos y cuántos nos faltan por desafiar.

A partir de ahora comenzaré un camino en este blog, totalmente orientado a compartir mis experiencias, conocimientos, lecciones aprendidas y teorías personales,  que como empleado, emprendedor, alumno y hombre de familia he acumulado en estos años porque creo que a alguien le servirán como reflexión y le facilitarán su vida,  no pretendo dar cátedra de lo que no se, solo espero poder aportar elementos de juicio que sirvan para facilitar el camino hacia la transformación digital que el mundo está enfrentando, es una propuesta colaborativa en donde estoy seguro podremos entre todos construir conocimiento y aprender a aprender.

No será un camino fácil porque estoy seguro esto no lo leerá más de tres personas en el primer año, sin embargo, con estas palabras estoy adquiriendo un compromiso personal y aquí estaré así sea para esa única persona interesada que soy yo. Igual espero desarrollar nuevas forma digitales de compartir el contenido, no creo que muy innovadoras pero por lo menos espero que sean entretenidas.

Mi próximo post, serás sobre los Millenials. Es un tema que nos tiene aburridos a todos, parece que no hubiera nada más de que hablar y sobre esto daré mi opinión, la cual va un poco en contravía de lo que mucho se ha dicho.

No es más por hoy, aquí termina el comienzo de esta aventura.