1 de diciembre de 2016

Agradecer Innovar ¿Cuál es la relación?

El agradecimiento termina siendo una parte fundamental en la vida, entender lo que tenemos nos hace más consientes de nuestra realidad y nos ayuda a ver oportunidades que otros no ven. Cuando sistemáticamente nos quejamos por todo y cada cosa positiva termina siendo un potencial motivo de tristeza, ciertamente algo grave pasa con nuestras vidas, pensar que todo lo que nos sucede es malo o puede llegar a serlo sin ver el lado positivo, nos limita a la hora de innovar porque perdemos la oportunidad de ver elementos que entre si se pueden mezclar de forma eficiente, cuando nos preguntamos ¿por qué no se me ocurrió a mi? creo que es fácil ver encontrar una respuesta y es porque poco agradecemos por lo que somos y tenemos,  por lo contrario nos focalizamos en lo que nos hace falta o maldecimos por pequeñas cosas que lo que hacen es demostrarnos que tenemos los cinco sentidos intactos, vida y salud, pero vemos la leche derramada.


Les dejo este video el cual considero realmente ilustrativo... y de verdad "Deja de quejarte"



22 de noviembre de 2016

La autenticidad del Lider

Comencé a escribir el post y resultó ser muy extenso por los ejemplos que quería poner, de ahí que hoy haya decidido publicar dos videos, uno dando la explicación sobre lo que significa para mí el ser un líder autentico y como esto permite construir un equipo de trabajo humano, innovador y eficiente que trabaje en armonía. Los dejo con el video



-->
Y el segundo, es un video en donde comparto parte de mi vida personal, creo que es justo que nos conozcamos y no tiene sentido hablar del ser auténticos mientras se crea un personaje ficticio en YouTube. También es una forma de demostrar que no se pierde la intimidad por contar un poco quienes somos, pero no desde las experiencias laborales o académicas -esas están en Linkedin- sino desde nuestras experiencias de vida familiar. Los dejo con la pijamada en mi casa.

19 de noviembre de 2016

Clave para la gestión


Hay miles de teorías sobre el liderazgo al igual que sobre gestión, todas orientadas a buscar mejorar el desempeño general de una organización, unas se enfocan más en los individuos y otras en los procesos, pero en resumen lo que pretenden es lograr que las empresas sean más rentables, bien sea aumentando sus ingresos; reduciendo gastos y costos o todas en simultánea.

Pero ninguna medida sirve si no se tiene un control total sobre los indicadores de gestión o KPIs, en el video de hoy explicó cómo es la mejor manera de establecerlos, no se trata de una clase sobre indicadores sino una propuesta desde lo conceptual, la cual se puede resumir de una manera simple: los indicadores de gestión debe medir una realidad objetiva de la operación desde la visión del cliente, no debe ser una visión sesgada que de manera deliberada no tenga en cuenta los factores exógenos, el indicador es uno y puede verse impactado por nuestra propia gestión o por factores fuera de nuestro alcance, pero en ningún caso se deben “restar” estos factores para que el indicador se vea perfecto.

Creo que es más fácil explicarlo con un ejemplo. Consideremos que se define un indicador de entregas, el cual dice que el 99% de las solicitudes recibidas deben entregarse en menos de tres horas. En la realidad se presenta una tormenta o un choque que bloquea la vía de acceso a donde el cliente y esto retrasa al entrega en tres horas, en lugar de entregar en tres se entregó en seis, el tiempo de esta entrega a la hora de calcular el indicador debe ser seis horas, así lo afecte, y debe haber un anexo que explica el porqué del impacto, esto permite que para futuras ocasiones se puedan prever acciones para mitigar este tipo de riesgos, de otra forma, el indicador perfecto nunca ayudará a buscar mejores soluciones.

14 de noviembre de 2016

¿Ser auténticos?

Este post es más un ejercicio de interiorización, es un viaje hacia mi esencia, tratando de entrar en comunión con mis orígenes indígenas. En mi caso soy un mestizo sin pretensiones arias o anglosajonas, tengo una participación genética mayoritariamente indígena. Sin embargo, vivo en un entorno algo esnob -tanto así que algunos creerán que está mal escrito- en donde la adopción de costumbres extranjeras como el lenguaje o la comida resultan, por decir lo menos, curiosas. Es increíble cómo es cool comer sushi o comida mediterránea y menospreciar la comida criolla, como adoptamos un lenguaje lleno de anglicismos como si no existieran suficientes palabras en español.

Mi punto, aunque parezca, no es una crítica sino una interiorización de que tan permeado estoy por esto. Creo que es importante conocer el mundo, me parece que hay que buscar la manera de viajar hacia al norte, al sur, al este y al oeste, lo que me parece inverosímil es no conocer lo que tenemos cerca primero, en Colombia hay nevados, desiertos, selva, playas y mucho de eso explorado por extranjeros con la ausencia casi total de los que somos y vivimos en este país.

Al final, cuando nos quejamos de nuestra cultura, estamos desconociendo que somos quienes la construimos y esto es básico, palabras como: Locombia, Colombianada o Chibchombiano ya habla de las diferencias que algunos creen que hay entre los mestizos arios y los mestizos indígenas, hablan como si fueran de otro país “nosotros no vivimos en Locombia y no hacemos colombianadas”. Denigramos de lo nuestro, como si con esto  fuera posible construir una identidad fuerte, nos gusta hablar de los viajes por el mundo como si viajar en sí mismo fuera una experiencia universal, para mí no deja de ser una experiencia particular, ver la gente caminar detrás de un guía es muy diferente a ver la gente tratando de hacerse entender por un vendedor ambulante que no habla su mismo idioma, es claro que el hecho de viajar a un país no es sinónimo de conocerlo, por eso muchos de los que no conocen una ranchería en la Guajira y si los parques de Orlando, pueden tener mucho menos mundo y una visión más limitada que el que no ha salido de su país.


Así que mi conclusión es que para construir nuestra propia identidad tenemos que conocernos primero y hablo como individuos, entender de dónde venimos y el porqué de nuestras actitudes, vivir la calle y finalmente aceptarnos como somos. Entender a la gente que vive este país sin la más remota esperanza de poder salir de él, ni si quiera ocho días en uno de esos planes populares all inclusive, esos seres maravillosos que sonríen cuando nos atienden y nos dicen sumercé con cariño sin saber que la expresión tiene un dejo de colonización que a mí no me gusta porque marca una diferencia de clases, para mi inexistente, porque al final nadie es más valioso que otro.

Quizá estoy un poco nostálgico luego de volver de un viaje de fin de semana por un pueblo santandereano que me dejó ver nuevamente lo maravillosa que es la gente que no ha sido contaminada por las urbes, no dejemos que nos contaminen más y recordemos que cuando nos morimos todos somos iguales, unas calaveras.

5 de noviembre de 2016

¿Cómo transformar?

A veces nuestros propósitos son muy ambiciosos, y aunque no está mal, deberían ser planteados de forma incremental y no radical, dicho de otra forma, en lugar de comenzar proponiéndonos ser innovadores y buscar una transformación digital deberíamos partir por aprender y comprender.

Y de esto se trata el post de hoy, de sobre cuál es la mejor manera para aprender, como logramos evolucionar en términos del conocimiento y de ahí sale el primer propósito, ser humildes. Lamentablemente la humildad es comprendida como pobreza y el mundo de hoy está lleno de ideas sobre el marketing personal por lo que la gente se entiende como un producto que debe ser promocionado de la mejor manera y a veces la campaña de medios termina siendo más poderosa que el producto en sí. Entonces, si nos queremos considerar un producto debemos pensar en la necesidad que satisfacemos y en la calidad que debemos tener. Sin duda, esa calidad se soporta en la humildad.

Espero que el siguiente video sea de alguna forma de ayuda para entender cómo se estructura el concepto de humildad dentro de cada uno de nosotros.

29 de octubre de 2016

Historia del Canal de YouTube


Hace ocho años o algo más comencé con la idea de tener un canal en YouTube. Finalmente no me atreví, no me sentía seguro, igual hice algunas cosas como entrevistas a unos aventureros que llevaban 6 años viajando y venían de la Patagonia con rumbo a México en un bus adaptado como motorhome -bueno ahora que lo pienso podría ser un motorhome de los 60’s- ellos hoy ya están en México y ahora ocho años después van para Alaska. También hice unos tutoriales de tejidos con mi mamá, los cuales llegaron a sumar más de 700.000 visitas, hoy no los tengo públicos, pero si en ese momento hubiera sabido que se podía monetizar algo de dinerillo extra hubiera caído bien, pero la ignorancia es así.

Durante los primeros tres años me dediqué al blog, el cual tomo forma, pero hace unos cinco lo dejé un poco abandonado, aunque todos los años algo escribo. Ya finalmente me atreví a dar el paso y este post es para presentarles el video de inicio del canal, espero que les guste y me sigan.

Ya como se pueden dar cuenta llevo cuatro videos y este que era el más importante y debería estar de primero terminó siendo el quinto, pero como dice el dicho “no hay quinto malo.


-->

No trabajo con aquellos en quién confío.


El post de esta semana tiene como objetivo plantear una forma de conformar equipos de trabajo. Realmente no hay una gran teoría por analizar, es más, creo que todo se trata de volver a lo básico, no de plantear mecanismos científicos para el reclutamiento de quienes nos van a llevar al éxito sino todo lo contrario, es analizar el cómo lo hacíamos para triunfar cuando éramos niños y fundamentalmente se trataba de armar el mejor equipo para jugar fútbol, básquetbol o béisbol.

Hace dos semanas le escuché a alguien la frase “debemos trabajar solo con manos derechas” haciendo referencia a la conformación de un equipo, le pedí a esta persona que me ampliara un poco el concepto y se puede resumir con un “trabajo con los que conozco y reconozco como mis manos derechas” tema con el cual estuve en total desacuerdo porque yo no estoy seguro que el mejor miembro para un equipo que voy a conformar son las personas que conozco y si tengo la oportunidad de hacer un proceso de selección lo haré de forma juiciosa, concienzuda y en la medida de las posibilidades libre de prejuicios, dicho esto, yo no trabajo con quienes confío a la hora de elegir trabajo con los mejores más allá de si los conozco o son mis amigos.

El favoritismo, es una enfermedad que las empresas que pretenden incrementar su productividad deberían olvidar, siempre hay formas de medir el talento, la experiencia y el conocimiento, entonces, es innecesario concentrarse en que también me la llevo con alguien para hacerlo parte de nuestros equipos.

Los dejo con el video que resume un poco esta posición.

No olviden suscribirse en mi canal de YouTube https://www.youtube.com/ssarmiento1974

            
-->

22 de octubre de 2016

El líder es el viento

El líder no puede seguir siendo más una figura protagónica en términos de determinar la forma como se logran cumplir los objetivos. Determinar el camino es subestimar al equipo.

De ninguna manera el líder debe tener como prioridad conseguir seguidores, mucho menos que lo quieran, un verdadero líder es un formador de líderes y sabe que formando nuevos líderes se cocina un estofado de ideas perenne y para esto tendrá que tomar decisiones impopulares que lo obligarán, por lo menos, a confrontar y a ser en muchos casos radical.

La verdadera y casi única prioridad que debe tener el líder es convertir a los miembros de sus equipos dueños de sus destinos, con la capacidad de crear y de poder tomar decisiones adecuadas, no entes sin criterio que veneran a quién no les permite crecer y los hace sentir como seres inferiores.

Un líder sobre protector daña la posibilidad de crecer del equipo, los castra mentalmente, los hace débiles. Por lo general se pueden identificar porque siempre les hace ver a los equipos de trabajo que sus superiores no los quieren pero que él, sin embargo, lucha por sus derechos, cuando realmente sus jefes no los quieren por la pobreza de los resultados y por la incapacidad de transformar realidades difíciles en oportunidades de éxito.



17 de octubre de 2016

Ampliar la perspectiva como clave para la innovación

En este corto video que toma menos de 4 minutos, planteo el reto que tenemos quienes nos aventuramos a innovar dentro de la organización:

Lo primero es cambiar la perspectiva del análisis de la realidad y las necesidades, nos debemos mover hacia otros puntos en donde podamos identificar las oportunidades.

Luego, cuando ya estemos solos, en donde nadie más puede ver el paso que hay que dar, debemos identificar los actores principales que nos servirán como palancas necesarias para desarrollar nuestro proyecto.

Por último, debemos comenzar un proceso de enrolamiento, permitirles ver a quienes determinan el éxito de la iniciativa las bondades del proyecto, con humildad y sobre todo entendiendo de cada uno, qué los mueve o los conmueve, ya que de otra forma será imposible avanzar.

Debemos ser conscientes de que, por lo general, se opondrán en principio por una natural resistencia al cambio, la cual está asociada fundamentalmente a que no cuentan con la información suficiente, es ahí en donde nuestra perspectiva garantizará el éxito, porque permite ver el beneficio general del proyecto.

En conclusión, para cada proyecto interno que planteemos, debemos tener la visión y la actitud de un emprendedor, actuar como si fuéramos una StartUp en la ronda de inversión definitiva.