26 de junio de 2017

Aventuras e Historias

Es muy fácil salir a conocer nuevos lugares, es un tema más asociado a la decisión que a un presupuesto, es sencillo encontrar un parque, una calle, un museo o cualquier sitio al cual nunca antes hayamos ido o por lo menos hecho conciencia de haber estado en ellos. Esos lugares, pueden aportar emociones y conocimiento pero cuando queremos recordarlos por los sentimientos positivos que produjeron en nosotros la única forma es haberlos compartido con alguien más. Sin duda, es mejor estar solo que mal acompañado, lo clave es identificar los sentimientos que producen las personas cercanas en nuestros estados de ánimo. La vida esta para compartirla y disfrutarla pero de ninguna manera para sufrir. El camino de la realización personal no es en solitario, siempre necesitaremos de las personas y después de muchos años he logrado entender que no hay amor en donde hay sufrimiento, dolor, celos, envidias, inconformismos... no hay amor en donde no hay buenos sentimientos, es simple, el amor de ninguna manera es un conflicto y cuando entendemos eso, logramos encontrar momentos felices viajando cada vez más cerca. El mejor viaje es sin duda a nuestro interior en donde encontraremos que es lo que realmente queremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario