19 de noviembre de 2016

Clave para la gestión


Hay miles de teorías sobre el liderazgo al igual que sobre gestión, todas orientadas a buscar mejorar el desempeño general de una organización, unas se enfocan más en los individuos y otras en los procesos, pero en resumen lo que pretenden es lograr que las empresas sean más rentables, bien sea aumentando sus ingresos; reduciendo gastos y costos o todas en simultánea.

Pero ninguna medida sirve si no se tiene un control total sobre los indicadores de gestión o KPIs, en el video de hoy explicó cómo es la mejor manera de establecerlos, no se trata de una clase sobre indicadores sino una propuesta desde lo conceptual, la cual se puede resumir de una manera simple: los indicadores de gestión debe medir una realidad objetiva de la operación desde la visión del cliente, no debe ser una visión sesgada que de manera deliberada no tenga en cuenta los factores exógenos, el indicador es uno y puede verse impactado por nuestra propia gestión o por factores fuera de nuestro alcance, pero en ningún caso se deben “restar” estos factores para que el indicador se vea perfecto.

Creo que es más fácil explicarlo con un ejemplo. Consideremos que se define un indicador de entregas, el cual dice que el 99% de las solicitudes recibidas deben entregarse en menos de tres horas. En la realidad se presenta una tormenta o un choque que bloquea la vía de acceso a donde el cliente y esto retrasa al entrega en tres horas, en lugar de entregar en tres se entregó en seis, el tiempo de esta entrega a la hora de calcular el indicador debe ser seis horas, así lo afecte, y debe haber un anexo que explica el porqué del impacto, esto permite que para futuras ocasiones se puedan prever acciones para mitigar este tipo de riesgos, de otra forma, el indicador perfecto nunca ayudará a buscar mejores soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario